Prevención de caídas: cómo mantenerse activo

Mantenerse activo es una de las mejores medidas que usted puede tomar para prevenir las caídas. Tenga en cuenta que hacer muy poco ejercicio puede ser tan malo como hacer demasiado. La razón es que, si no está activo, puede debilitarse y estar más propenso a caerse. Pero, ¿cuánto ejercicio puede hacer sin peligro? Comience suavemente. Aumente poco a poco la intensidad y la duración de sus sesiones. Consulte con su proveedor de atención médica acerca de las mejores maneras de mantenerse activo.

Una mujer y un hombre plantan flores en macetas.

Haga actividades con otras personas

Mantenerse vinculado a otras personas puede reducir su riesgo de caerse, ya que, entre otras cosas, impedirá que usted se sienta aislado y deprimido. Encuentre una actividad social que disfrute. Incorpórela en su rutina semanal o diaria:

  • Forme parte de un club o visite un centro para la tercera edad.

  • Acuda a servicios religiosos.

  • Organice una comida a la canasta (donde cada quien lleva algo) o un juego de cartas.

  • Trabaje en el jardín con su vecino.

  • Invite a un amigo a que lo acompañe a caminar afuera o en un centro comercial.

Beneficios del ejercicio

La lista de los beneficios del ejercicio no hace sino alargarse. Además, es posible seguir cosechando los frutos de la actividad física con el paso de los años. El equilibrio, la flexibilidad, la fuerza y la resistencia pueden mejorar gracias al ejercicio. Todos estos factores intervienen en la prevención de las caídas. Nunca es demasiado tarde para comenzar a hacer ejercicios. Intente realizar actividades organizadas. Puede encontrarlas en centros de la tercera edad, gimnasios o incluso en iglesias, templos o mezquitas. Este método podría ser óptimo si usted nunca ha hecho ejercicios en el pasado o si necesita compañía para sentirse motivado. También puede hacer ejercicios por su cuenta, si así lo prefiere. Pruebe hacer ejercicios con videos o caminar por el parque.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.